El papel de las enfermeras en la prestación de cuidados óptimos en el día a día

El papel de las enfermeras en la prestación de cuidados óptimos en el día a día
Foto de RODNAE Productions de Pexels

Sin duda, las enfermeras son uno de los aspectos esenciales del ámbito sanitario. A medida que la población mundial envejece y las enfermedades aumentan, la necesidad de enfermeras es mayor que nunca. Se puede decir que las enfermeras son la columna vertebral del sistema sanitario. Trabajan día y noche sin descanso para proporcionar una atención óptima a los pacientes.

Mucha gente piensa que el papel de una enfermera no es más que administrar la medicación y encargarse de tareas similares. Sin embargo, el trabajo de una enfermera es mucho más que suministrar la medicación, y su función de proporcionar una atención óptima va mucho más allá. Desde el asesoramiento a los pacientes hasta actuar como gestores y administradores en un centro sanitario, los enfermeros realizan numerosas tareas para proporcionar una atención óptima a los pacientes. Los médicos y otros profesionales de la salud dependen de las enfermeras para proporcionar una atención adecuada a los pacientes. Para definir el verdadero papel en la prestación de unos cuidados óptimos, he aquí algunas tareas esenciales que las enfermeras realizan a diario.

1. Educar a los pacientes

Como se ha mencionado anteriormente, el papel de las enfermeras no se limita a administrar la medicación. Una de las partes esenciales del trabajo de una enfermera es educar a los pacientes sobre sus condiciones. Esto contribuye a proporcionar una atención sanitaria preventiva para ayudar al paciente a evitar daños evitables. Por ejemplo, una enfermera puede aconsejar a los pacientes que modifiquen su estilo de vida para prevenir enfermedades. Las enfermedades cardíacas y la obesidad suelen prevenirse con la ayuda de la educación. También se educa a los pacientes sobre sus tratamientos o cirugías para ayudarles a entender mejor el proceso de recuperación. Además de la prevención de enfermedades, las enfermeras imparten formación sobre el autocuidado para ayudar a los pacientes a ser más independientes sin necesidad de los cuidadores.

Sin embargo, para proporcionar la información correcta a los pacientes para una atención sanitaria óptima, hay que tener una formación avanzada en enfermería y convertirse en doctor en enfermería. Dicha formación te dotará de los conocimientos y habilidades adecuados para prestar una atención sanitaria óptima de forma eficiente. Puedes inscribirte en un programa en línea para obtener este título y así facilitarte el proceso de aprendizaje. Por lo tanto, puedes optar por un DNP en línea y convertirse en una enfermera líder de éxito.

2. Proporcionar apoyo mental y emocional

A menudo es un reto para los pacientes someterse a diferentes tratamientos, operaciones y medicamentos, mientras sufren enfermedades. En consecuencia, la salud mental de los pacientes se pone en peligro. En esta situación, las enfermeras ayudan a los pacientes a pasar por momentos difíciles proporcionándoles apoyo mental y emocional. Sin su ayuda, el paciente podría carecer de la fuerza de voluntad necesaria para seguir el tratamiento requerido, lo que en última instancia tendría graves consecuencias, como la muerte.

Las enfermeras pasan tiempo con los pacientes y los escuchan mientras se conectan personalmente para garantizar una salud mental óptima. Se sabe que pasan mucho más tiempo con los pacientes, en comparación con el tiempo que dedican los médicos. Responden a cualquier pregunta sobre las preocupaciones del paciente. Como resultado, los pacientes se sienten más tranquilos y cómodos durante sus tratamientos. Muchos centros sanitarios ofrecen programas de asesoramiento especializado para los pacientes que lo necesitan con la ayuda de las enfermeras. Además, junto con el apoyo a los pacientes, las enfermeras suelen apoyar a la familia del paciente.

RECOMENDADO  Qué es la terapia con luz roja

3. Seguimiento de la salud del paciente

Los médicos y los doctores no son los únicos encargados de vigilar la salud de los pacientes mientras realizan diversos exámenes. Las enfermeras se encargan de la mayor parte del seguimiento de la salud de los pacientes. Los médicos tienen otras responsabilidades y no pueden conectar con los pacientes como lo hacen las enfermeras. Las enfermeras se encargan de registrar las constantes vitales de los pacientes, a menudo cada hora, para informar a los médicos. Estas constantes vitales son esenciales para analizar el estado de los pacientes y tomar medidas inmediatas contra cualquier condición perjudicial, como la fiebre o la infección.

Además de registrar las constantes vitales, los enfermeros evalúan visualmente a sus pacientes con frecuencia a lo largo del día. Están capacitados para analizar el estado del paciente sin ni siquiera interactuar con él. Supongamos que el estado de un paciente empieza a deteriorarse. En ese caso, una enfermera tomará medidas inmediatas e informará a los médicos, salvando la vida del paciente. Además, las enfermeras también ayudan a realizar diferentes tipos de exámenes a los pacientes y proporcionan informes detallados a los médicos. Esto ayuda a los médicos a elaborar el plan de tratamiento más adecuado, ya que disponen de la información correcta sobre el paciente.

4. Gestión de la historia clínica

La disponibilidad de los historiales médicos es crucial para la atención al paciente. Los médicos necesitan estos registros para estudiar el historial del paciente y tomar decisiones críticas sobre la recuperación y el tratamiento. En ausencia de estos registros, los tratamientos pueden resultar a menudo ineficaces, lo que perjudica considerablemente al paciente. Sin embargo, las enfermeras se aseguran registros médicos estén disponibles y con los datos necesarios en todo momento, garantizando una atención óptima.

Cada vez que las enfermeras se encargan de administrar la medicación, se aseguran de registrar todos los medicamentos ingeridos por el paciente, junto con sus efectos observados en él. Además de esto, las enfermeras también registran las constantes vitales y otros exámenes para ayudar en el tratamiento y la recuperación. Las enfermeras también hacen preguntas a los pacientes sobre su estado para registrar más información. Estas preguntas pueden incluir el historial del paciente y las enfermedades familiares, que son cruciales para entender el estado actual del paciente.

Conclusión

Teniendo en cuenta las tareas que realizan las enfermeras, como las mencionadas anteriormente, es evidente que las enfermeras desempeñan un papel crucial en la prestación de unos cuidados óptimos. El deber principal de una enfermera es prestar atención al paciente de la mejor manera posible. Un día en la vida de una enfermera está lleno de tareas que giran en torno a la prestación de una atención óptima al paciente. Se puede decir que son los trabajadores sanitarios de primera línea, que forman la columna vertebral de este sistema.