5 tecnologías de enfermería que están transformando el futuro de la atención al paciente

5 tecnologías de enfermería que están transformando el futuro de la atención al paciente
Imagen de Bokskapet de Pixabay

El mundo ha entrado en una nueva y emocionante frontera de tecnologías sanitarias y sistemas de comunicación revolucionarios. La ciencia hace evolucionar nuestro sistema sanitario mediante aparatos y herramientas asombrosas y la utilización de big data para mejorar los resultados de los pacientes. Las herramientas portátiles y la comunicación de alta tecnología repercuten en el campo de la enfermería ofreciéndoles una visión crítica y un manejo más eficiente de la atención al paciente. Dado que la enfermería es una profesión tan exigente, los desarrollos tecnológicos que facilitan la vida de las enfermeras y los pacientes suelen ser esperados con impaciencia.

Así pues, echemos un vistazo a las siguientes tecnologías de enfermería que están transformando la atención al paciente.

1. La monitorización remota del paciente:

Las limitaciones de la atención al paciente en el hospital debido a la COVID-19 han puesto de manifiesto la eficacia de la atención y la monitorización del paciente a distancia. En la actualidad, las enfermeras pueden enviar y hacer un seguimiento de los datos de salud de los pacientes, como la actividad física, la presión arterial, los niveles de glucosa, etc., independientemente de que los pacientes estén en el hospital o en casa. La digitalización de la monitorización de los pacientes pretende aliviar a los enfermeros para que se centren en una atención más específica a los pacientes y en la mejora de sus habilidades. Al tener menos posibilidades de cometer errores humanos y más tiempo, los enfermeros pueden ahora cursar fácilmente estudios superiores, lo que es crucial para los sistemas sanitarios. La tecnología permite a muchas enfermeras cursar estudios superiores, como programas de dnp en línea y programas de máster. Así están mejor preparados para caminar con las nuevas tecnologías médicas y los sistemas de monitorización de pacientes.

2. Tecnología POC:

La tecnología del punto de atención apoya a los profesionales de la salud al abarcar dispositivos y sistemas que ayudan a proporcionar información procesable sobre el paciente en el lugar de atención. La mayor ventaja de esta tecnología es que ayuda a las enfermeras y otros profesionales sanitarios a tomar decisiones clínicas rápidas. Las enfermeras pueden ahora acceder a información sobre la medicación, segundas opiniones de otros profesionales sanitarios, radiografías e historiales de los pacientes desde la comodidad de la cabecera del paciente. Esto permite a las enfermeras estar más atentas al cuidado del paciente con un mínimo de errores.

Por ejemplo, un tipo de tecnología POC que las enfermeras están utilizando ampliamente son los escáneres de medicación. El sistema informático comprueba y coteja la medicación del paciente escaneando sus pulseras de identificación. Además, las enfermeras pueden analizar fácilmente las pruebas de laboratorio de los pacientes y recomendar un tratamiento inmediato a los pocos minutos de la extracción de sangre. La tecnología POC reduce la necesidad de anotar las constantes vitales como solían hacer las enfermeras, lo cual tenía una mayor probabilidad de error humano y consumía mucho tiempo.

3. Bombas intravenosas automatizadas y herramientas de búsqueda de venas:

La preparación de bombas intravenosas para varios pacientes con distintas dosis puede consumir el valioso tiempo de una enfermera. Las emergencias sanitarias como la de COVID-19 nos han enseñado el valor del tiempo y la necesidad de automatizarlo para garantizar que muchas personas sean tratadas con la mayor rapidez y eficacia posible. Automatizado Bombas intravenosas transforman la atención al paciente en un nivel superior. Contienen bibliotecas de varios medicamentos y garantizan la administración de la dosis adecuada en diferentes ritmos y periodos. A medida que las enfermeras utilizan programas informáticos y otras tecnologías para regular la dosis de cada paciente, el tiempo entre los ajustes se acorta. Esto ahorra tiempo al personal de enfermería para atender a pacientes más críticos y realizar otras tareas de emergencia con mayor rapidez.

RECOMENDADO  Señales de adicción a los opiáceos en los adolescentes a las que hay que prestar atención como padres

4. La historia clínica electrónica:

Las historias clínicas electrónicas han llegado muy lejos en el ámbito de la sanidad, ya que no se limitan a ayudar en la facturación y la programación. Las historias clínicas electrónicas son el historial de salud de un paciente catalogado y mantenido digitalmente. Ayudan al paciente a comprender su estado de salud y ofrecen comodidad tanto a los profesionales sanitarios como a los pacientes. Las enfermeras, en particular, son las que más se benefician de la HCE, ya que ofrece un margen de error casi nulo y reduce el largo proceso de recopilación y transferencia de información del paciente por parte de las enfermeras. El flujo y el intercambio de información son mucho más rápidos y hay menos riesgo de que la información sea inexacta o incompleta. Se ha comprobado que la documentación informatizada mejora los resultados de los pacientes y el rendimiento de las enfermeras. Además, la información, una vez introducida en los sistemas informáticos, es mucho más segura que los registros en papel. Al mismo tiempo, también ofrece precisión médica al proporcionar actualizaciones de la salud del paciente en tiempo real.

5. Inteligencia artificial y análisis predictivo:

¿Se imaginan lo cómodo que sería que las enfermeras supieran, mediante una serie de análisis y evaluaciones predictivas, que un paciente está al borde de un colapso mental? O, ¿qué pasaría si el ordenador pudiera predecir que el paciente tendría en el futuro síntomas específicos que aún no son diagnosticables a simple vista? Todo ello es posible con la ayuda de inteligencia artificial y su capacidad para estudiar los datos sanitarios en tiempo real. Diversos programas y software de IA beneficiarán a las enfermeras a largo plazo al notificarles sobre falsas alarmas y casos que requieren atención inmediata. Por ejemplo, la aplicación de IA de la Universidad de Duke llamada Sepsis Watch ayudó a evaluar el riesgo de un paciente de desarrollar sepsis a través de un algoritmo de aprendizaje profundo.

Conclusión:

A medida que el mundo avanza, debemos entender que el papel de los profesionales sanitarios, especialmente de las enfermeras, debe evolucionar también. Muchos avances tecnológicos transforman la atención sanitaria de los pacientes y permiten a las enfermeras utilizar estas tecnologías para ampliar sus funciones en la investigación y en otros aspectos sanitarios que suponen un reto. Las aplicaciones impulsadas por la IA, las herramientas automatizadas como la tecnología de las venas de la palma de la mano y las bombas intravenosas automatizadas, los registros sanitarios electrónicos, etc., han permitido a las enfermeras proporcionar a los pacientes una atención médica precisa y más segura. No cabe duda de que el futuro de la atención al paciente y de la profesión enfermera va en la dirección correcta con estas tecnologías.