Consejos para convertir tu dormitorio en un refugio saludable

Consejos para convertir su dormitorio en un refugio saludable
Foto de Max Vakhtbovych de Pexels

A diario intentamos muchas cosas diferentes para mejorar nuestra salud de sueño. Seguir una rutina a la hora de acostarse, mantener una dieta y hacer ejercicio todos los días son algunas de las formas seguras de arreglar una mala salud del sueño. Sin embargo, para conseguir una calidad y cantidad de sueño adecuadas también es necesario crear un entorno de dormitorio que nos proporcione la comodidad de un refugio con clase y nos facilite conciliar el sueño de forma natural. Veamos, por tanto, algunos consejos sencillos para mejorar el entorno de su dormitorio sin muchas complicaciones.

#01 Gestiona tus muebles

Las necesidades de mobiliario de un dormitorio suelen ser escasas en comparación con otras habitaciones. Deshágase de cualquier mesa, silla, taburete, etc., que pueda estar bloqueando el espacio innecesariamente. Sin embargo, es posible que desee mantener al menos una silla en su dormitorio para sentarse, de modo que éste no se utilice para ello. Al fin y al cabo, es primordial utilizar la cama sólo para el acto de dormir, de modo que su cerebro asocie la cama únicamente con el sueño.

#02 Elige bien tu ropa de cama

Es difícil imaginar una cama cómoda sin la ropa de cama adecuada. Las almohadas y las sábanas que utilices deben ser de materiales que induzcan al sueño, como la seda, el satén, el algodón o fuentes ecológicas como el bambú o el eucalipto. Éstas no sólo son suaves y no alérgicas para la mayoría, sino que también proporcionan una experiencia de sueño fresca al evitar que el calor quede atrapado. Puedes utilizar varias almohadas de distintos tamaños y materiales en la cama para mayor comodidad, pero recuerda que debes colocarlas de forma ordenada por la mañana para que tu cama tenga un aspecto limpio y atractivo.

#03 El colchón adecuado es importante

El colchón es el elemento más importante del mobiliario de la habitación. Por ello, debe asegurarse de que el colchón en el que pasa un tercio del día no sólo sea cómodo, sino también firme. La firmeza adecuada es esencial para mantener la alineación correcta del cuerpo, evitando así los dolores articulares y corporales que uno puede experimentar en un colchón que es viejo o demasiado flácido. Para aumentar la sensación de lujo de sus colchones, intente cubrirlos con tapones de plumas que son ligeros y buenos para la espalda. Antes de comprarlo, asegúrate de que el topper tiene un buen número de hilos y unas costuras adecuadas para mantener las plumas en su sitio.

#04 Declutar

A nadie le gusta dormir en una habitación sucia y de aspecto caótico. Un entorno de sueño de este tipo no sólo parece antihigiénico, sino que también es adverso para la salud mental. En cambio, un dormitorio libre de desorden sólo inspira un buen sueño y vibraciones positivas relajantes. Todas las prendas de vestir deben guardarse únicamente en sus respectivos armarios y cajones. Lo mismo ocurre con otros objetos sin importancia como peluches, libros, platos, aparatos electrónicos, etc. Deshacerse del desorden con regularidad también es una buena manera de deshacerse de cualquier tipo de infestación de plagas o de polvo acumulado en su cama.

RECOMENDADO  5 consejos para reservar un viaje de última hora

#05 Cuida el ruido

Siempre que pensamos en un retiro, pensamos en sonidos tranquilos y serenos que emanan de las olas del mar o de una cascada. Sin embargo, es muy poco probable que esperemos ese tipo de ambiente en la mayoría de nuestros hogares urbanos. Pero lo mínimo que se puede hacer es bloquear todos los ruidos externos que perturban el sueño instalando ventanas acústicas y cortinas que bloqueen el ruido. También puedes optar por aparatos para dormir como auriculares inteligentes con cancelación de ruido y máquinas de ruido blanco.

#06 Ajustar la iluminación

Deje que la luz solar natural inunde su dormitorio durante el día para regular correctamente su ciclo de sueño y vigilia. En ausencia de una fuente de luz solar natural, utilice luces brillantes por la mañana en su habitación, preferiblemente luces inteligentes que autoajusten su brillo. Disminuya gradualmente su exposición a la luz en la segunda mitad del día, incluyendo la exposición a la luz azul que sale de sus aparatos electrónicos. Esta luz azul de longitud de onda corta puede impedir la producción de melatonina en el cuerpo, dificultando así la conciliación del sueño de forma natural.

#07 Introduzca plantas

Introducir plantas en su dormitorio no es sólo una forma de mejorar su decoración, sino también de mejorar su experiencia de sueño. Las plantas ayudan a limpiar el aire interior y a combatir los contaminantes presentes en el aire. También se sabe que las plantas de dormitorio reducen el estrés y la ansiedad, lo que facilita el sueño nocturno. Las plantas de interior, como la planta serpiente, la planta araña y la planta de caucho, son algunas de las plantas más apreciadas para el dormitorio por su capacidad de liberar oxígeno fresco en el aire.

#08 Elegir los colores

La elección de los colores adecuados para su dormitorio es una tarea muy delicada y debe planificarse adecuadamente. Siempre debe intentar evitar los colores muy brillantes, como los tonos claros de amarillo y rojo. Se recomienda optar por colores relajantes y tranquilos como el lavanda, el azul marino, el verde salvia, etc. Estos colores suaves proporcionan a tu cerebro la relajación que necesita antes de quedarse dormido.

En resumen:

La creación de un entorno de dormitorio que induzca al sueño puede no requerir mucho tiempo y compromiso, pero su mantenimiento sí. Asegúrese de realizar una limpieza adecuada de su dormitorio, especialmente de la ropa de cama. Esperamos que los consejos sobre hábitos de sueño saludables mencionados anteriormente le ayuden a crear el refugio de dormitorio que siempre ha soñado.